Autor Tema: OPERACIÓN ZULU - 1970  (Leído 485 veces)

GAE_Sepe

  • Teniente de Fragata
  • Usuario Completo
  • *
  • Mensajes: 243
    • Ver Perfil
Re:OPERACIÓN ZULU - 1970
« Respuesta #15 on: 26 de Noviembre de 2021, 05:56:31 am »
Arteaga encendió el proyector de diapositivas y ordenó a los del fondo de la sala que apagaran las luces del frente. Uno de los guardiamarinas se levantó y se dirigió a los interruptores.

La primera diapositiva mostró un mapa de la frontera entre ambos países.



- Ya no quedan tropas de Rodhita en Zimbwana. Los pocos que escaparon a la última misión volvieron a su país con los pocos vehículos a los que pudieron abastecer de combustible.

En cuanto Arteaga mencionó la última misión, todos en la sala pensaron en la cantidad de aviones perdidos a manos de los lanzadores portátiles de misiles antiaéreos. Afortunadamente todos los pilotos lograron eyectarse y fueron recuperados a tiempo. Castor, Sepe, Pepper y un par más todavía tenían el cuerpo lleno de moretones por el efecto de la eyección.

- Como les dije antes, desde ahora, el objetivo es disminuir al máximo la capacidad de Rodhita de volver a atacar a Zimbwana o a otros países que circulen por esta zona.

La siguiente diapositiva resaltaba el relieve de las montañas virungas.



- Esta cadena montañosa separa físicamente a ambas naciones. La altura y las nuevas baterías de defensa aérea que está instalando zimbwana en la zona van a asegurar que el sector norte se encuentre protegido.

Arteaga se desplazó unos metros, su mano derecha señalaba el desarrollo de las montañas y la mano izquierda la línea de costa, moviéndose desde el este al oeste.

- El problema está justo acá, donde las montañas terminan. Esta zona representa una brecha entre las montañas y el mar de unos pocos kilómetros. Pequeña, sí, pero suficiente para que por aquí se hayan infiltrado todos los esfuerzos aéreos del enemigo.

Arteaga pasó la diapositiva y la siguiente mostró una vista aérea de un aeródromo.



- Esta es la base aérea de Sochi-Adler, localizad a apenas diez kilómetros de la frontera entre ambos países. Como les dije, desde esta base partieron los transportes que los cazadores derribaron y que intentaban reabastecer a las tropas que los ataquistas neutralizaron. Sabemos que la base está defendida por baterías SAM y por una guarnición militar que se encuentra a 20 kilómetros al Noroeste de la base.

Arteaga terminó su briefing de inteligencia y mandó prender las luces.

Balker se puso de pie y avanzó hacia el frente de la sala.

Nuestro próximo objetivo está ahí – dijo, mientras señalaba la diapositiva – La próxima misión va a ser en esta zona, estudien las cartas de la zona y pregunten a la gente del Capitán Arteaga toda la información que necesitan.
« Última Modificación: 26 de Noviembre de 2021, 06:16:16 am por GAE_Sepe »
GU Sepe

GAE_Sepe

  • Teniente de Fragata
  • Usuario Completo
  • *
  • Mensajes: 243
    • Ver Perfil
Re:OPERACIÓN ZULU - 1970
« Respuesta #16 on: 05 de Diciembre de 2021, 03:41:30 pm »
El Contraalmirante Pérez llamó a todos los jefes y comandantes a una reunión en la central de información de combate del portaviones. Agregado al hecho de que el lugar no era muy grande, había una gran cantidad de gente presente.

Los comandantes de los destructores, el del buque de desembarco, había un grupo de unos 10 infantes de marina. El Teniente de Navío Juárez estaba presente también.

Por el grupo aéreo solo estaban presentes Balker y Castor.

- Eso va a ser grande – dijo Castor.

- El contraalmirante Pérez ya había avisado que la última fase de esto iba a ser una incursión anfibia. Si tengo que apostar, vamos a estar operando cerca de Novorossisk… otra vez.

El Comandante de la Fuerza de Tareas entró sin presentación y se paró del otro lado de la mesa de ploteo.

- Buenas tardes señores. Les agradezco a todos por haber venido hasta este lugar. No quiero dar mas vueltas con esto. Me imagino que ya todos saben que el Capitán de Navío Gutiérrez, Comandante de la Brigada de IM Nro 1, lleva un par de semanas preparando un plan para realizar una incursión anfibia. Si alguno no lo sabía, ya lo saben.

El jefe de operaciones de la FT121 desplegó una gran carta sobre la mesa de ploteo y todos se acercaron a ver que había dibujado sobre ella.



- Capitán de Navío Gutiérrez, adelante – Dijo el Contraalmirante Pérez.

El hombre se adelantó y saludó a todos los presentes.

- En un par de días, esta Fuerza de Tareas va a destacar una Fuerza de Desembarco para realizar una incursión anfibia sobre el núcleo defensivo norte de Rodhita. La incursión va a tener tres esfuerzos, dos anfibios y uno helitransportado. Como pueden ver en la carta. Los Batallón de Infantería de Marina Nro 1 y 5 van a realizar un desembarco sobre las playas Rojo 1 y Rojo 2. Desde esas playas, el BIM5 va a proceder a conquistar el aeródromo de Anapa y el BIM1 va a conquistar el puerto de Novorossysk. El tercer esfuerzo, consistirá en la neutralización del aeródromo de Krymsk, tarea que llevará a cabo el BIM2 en forma helitransportada, desde los Portaviones Independencia y 25 de Mayo. Una vez neutralizado dicho aeródromo, las tropas del BIM2 se replegarán sobre el sector central de la cabeza de playa, para reforzar la posición propia.

El Capitán de Navío Gutiérrez se movió hacia un costado y un Capitán de Fragata, también vestido con el uniforme enmascarado de los IM se destacó.

- El enemigo, por la natural enemistad con sus vecinos del sur, no posee grandes cantidades de unidades en el norte del país. Sabemos que actualmente dos grupos de artillería autopropulsada y un regimiento de infantería mecanizada tienen asiento en la zona y que pueden ser una gran complicación para el desarrollo de los objetivos de la FT.

El oficial señaló las posiciones en la carta de las tres unidades enemigas.

Arteaga se acercó a la posición en la que estaba el Infante de Marina y tomó la palabra.

- En los últimos días, el Grupo Aeronaval Embarcado dio cuenta del 80% de las unidades de superficie de la armada de Rodhita y hace un par de noches se neutralizaron la red de comando y control encriptada que poseían y la capacidad de realizar bombardeo pesado. Sin embargo, aún existen una gran cantidad de cazas F-84 y F-80, con capacidad de realizar ataques sobre la flota y la fuerza de desembarco.

El Contraalmirante Pérez volvió a tomar la palabra.

- En las 24 horas anteriores a esta operación, la Fuerza Aérea de Zimbwana va a iniciar una serie de ataques aéreos y terrestres sobre las posiciones de Rodhita cerca de la frontera, lo que servirá para atraer el esfuerzo militar enemigo sobre ese frente. Los objetivos son muchos y nosotros no somos tantos como quisiéramos. Los A-4 brasileños, basados desde Sochi, van a estar a disposición del Comandante Aéreo Táctico de esta operación, que va a ser el Capitán de Fragata Balker.

El Contraalmirante hizo silencio y miró alrededor, todos estaban atentos.

- El objetivo final de esta operación es terminar con la capacidad de Rodhita de seguir agrediendo a todos los estados que la rodean. El objetivo final, es Samuel Bhuza. Estudien los planes y vengan a verme con las dudas. A ustedes, caballeros.
GU Sepe

GAE_Sepe

  • Teniente de Fragata
  • Usuario Completo
  • *
  • Mensajes: 243
    • Ver Perfil
Re:OPERACIÓN ZULU - 1970
« Respuesta #17 on: 05 de Diciembre de 2021, 04:19:49 pm »
Afiches colocados en la sala de pilotos por la Sección Inteligencia.

GU Sepe

GAE_Sepe

  • Teniente de Fragata
  • Usuario Completo
  • *
  • Mensajes: 243
    • Ver Perfil
Re:OPERACIÓN ZULU - 1970
« Respuesta #18 on: 12 de Diciembre de 2021, 04:41:58 pm »
GU Sepe

GAE_Sepe

  • Teniente de Fragata
  • Usuario Completo
  • *
  • Mensajes: 243
    • Ver Perfil
Re:OPERACIÓN ZULU - 1970
« Respuesta #19 on: 13 de Enero de 2022, 02:10:53 pm »
Los aviones fueron aterrizando uno por uno. La misión había sido larga, en tiempo y en distancia. Cada uno de los pilotos tenía las costuras de los asientos marcadas en la espalda.
Primero aterrizaron los C-130, que ya habían lanzado los paracaidistas, una hora y media después aterrizaron los ataquistas y los cazadores. Los operadores de la torre de Kutaisi vieron la estela de humo blanco de Balker mucho antes de lo que pudieron ver la aeronave.

La misión había sido un éxito, por lo menos hasta ahora, faltaba que aterrizaran los helicópteros, que venían lento pero constante a 80 nudos, detrás de los A-4 que se quedaron sin jugo para seguir escoltándolos.

Un operador de torre se acercó al grupo de pilotos que seguía en la pista. Nadie quería ir a cambiarse hasta que todos estuvieran de regreso.

- Los helicópteros ya cruzaron la frontera y están de nuestro lado.

Todos respiraron aliviados. La altura de las montañas virungas era un impedimento natural para la persecución de los helicópteros. Los UH-1 podían maniobrar entre los cañadones para esconderse y evitar ser interceptados.

De todas formas, no fue necesario. La paliza que Balker y Pepper les habían pegado a los aviones enemigos había sido escarmiento suficiente. Ningún otro avión enemigo se iba a aventurar en Zimbwana, solo para encontrarse con los A-4 grises.

El sol del mediodía empezaba a bajar del cenit cuando se escucharon los típicos ruidos del motor de los Huey. De a uno fueron tomando pista y detuvieron sus motores.

Una patrulla de Policía Militar esperaba para tomar control del prisionero Samuel Bhuza. Lo revisaron rápidamente, verificaron que no estuviera herido, sacaron varias fotos y lo subieron a un SH-3, para llevarlo directo al portaviones, donde iba a permanecer detenido, hasta que las autoridades nacionales argentinas y brasileras decidieran como iban a juzgarlo.

En cuanto el Sea King despegó, el Capitán Precio se acercó a los pilotos.

- Fue un vuelo largo y vinimos pegados al suelo. Prácticamente no tuvimos comunicación con nadie desde que ustedes se despegaron de nosotros.

Sacó su cantimplora y tomó un sorbo largo de agua.

- ¿Que sabemos de la patrulla del Teniente Juárez?

Precio se refería a la otra mitad de las fuerzas especiales, los que habían saltado sobre la refinería y habían extraído al grueso de las fuerzas defensivas del palacio de Bhuza. Esa patrulla debía volver en otros helicópteros.

- Ellos vienen desde mas lejos que usted sr. Todavía deben estar en vuelo.

Sabiendo que todavía había gente afuera, el capitán Precio se sumó al grupo de pilotos. Todos estaban completamente vestidos para la misión, como si fuera a ser necesario volver a salir. Un soldado zimbwanense se acercó con jarras de café y bebidas frescas.

El tiempo pasaba y no había novedades del segundo vuelo de UH-1. Nadie lo decía, pero todos estaban preocupados.

- Ya deberían estar acá – dijo el comandante de la 3ra escuadrilla de helicópteros - No era tanta la distancia extra que tenían.

El Coronel Harari apareció en un jeep desvencijado y abollado. Se bajó y rápidamente se dirigió al grupo reunido en la pista.

- Ningún observador los ha visto cruzar la frontera. Creemos que todavía están del otro lado.

El momento de actuar era ya.

Balker ordenó reaprovisionar los aviones en forma inmediata.

- Mi avión tiene averiado el motor, búsquenme otro lo mas rápido posible.

Los técnicos corrían de un lado al otro, los carros con misiles y bombas estaban trabajando debajo de las alas de los A-4.

Precio empezó a ajustarse el equipo que se había aflojado y empezó a pedir munición para él y su gente. Los helicópteros empezaron a calentar para salir de inmediato.

Los tres oficiales de mayor rango se juntaron en el piso de la plataforma, con una carta que trajo un soldado.

- Nosotros vamos a salir primero – dijo Balker - tenemos más armas y volamos mas rápido. Tienen que estar en algún lugar entre el palacio y la base. En cuanto encontremos algo, les avisamos por radio.

El comandante de la 3ra de helicópteros se adelantó.

- Vamos a tardar mucho tiempo si despegamos cuando ustedes nos avisen. Nosotros vamos a salir en la misma dirección que ustedes, unos 10 munitos atrás. Tengo ocho aeronaves listas, voy a llevar 4 vacías, para traer heridos y 4 artilladas, para dar apoyo.

Precio los miró a todos por unos segundos, hasta que abrió la boca.

- ¿Qué me miran? ¿Qué carajos están esperando? ¡Vamos!

CONTINUARÁ… en la próxima misión.
GU Sepe

GAE_Sepe

  • Teniente de Fragata
  • Usuario Completo
  • *
  • Mensajes: 243
    • Ver Perfil
Re:OPERACIÓN ZULU - 1970
« Respuesta #20 on: 21 de Enero de 2022, 07:09:16 am »
Uno por uno, los aviones fueron regresando al portaviones. La guerra estaba ganada, nadie dudaba eso. Pero los ataques a los buques, las acciones en tierra y el rescate a la patrulla, habían costado la vida de más de 40 marinos entre marineros, infantes de marina y pilotos.

Una vez que los aviones y helicópteros estuvieron correctamente estibados en el hangar, todos fueron a sus camarotes a dejar el equipo de vuelo. El primer evento programado era una reunión en la sala de prevuelo.

Arteaga fue el primero en entrar, saludó por lo bajo y empezó a preparar sus papeles.

El debriefing no duró mucho, menos de 20 minutos. Arteaga revisó los hechos de la última misión y complementó unos datos del rescate de la patrulla de buzos tácticos. Nada que todos los presentes no supieran ya. Después habló sobre las fotos obtenidas durante la campaña y lo que se podía contar y no al regresar al país. La reunión empezó y terminó sin mucho protocolo.

Antes de retirarse, corrió la voz que esa tarde habría un servicio en cubierta por los 46 muertos en acto de servicio.

El sol ya estaba bajando sobre el horizonte cuando aterrizó el primer Sea King con delegaciones de infantes de marina y marineros desde otros buques. Todos se acomodaron en bloques, sobre la popa. Un capellán dirigió un responso y al final el Contraalmirante Pérez leyó unas palabras. La ceremonia fue corta, nadie quería permanecer en cubierta mas de lo necesario. Además, estos servicios habría que repetirlos al llegar a casa.

Los compañeros de la Escuela Naval de los 6 pilotos de helicópteros todavía tenían una última tarea. Juntar las pertenencias, armar los bolsos con la ropa en las taquillas y preparar todo, para entregarlo a las familias al regresar. Todos ayudaron a terminar esta tarea lo más rápido posible.

El regreso a casa fue lento, todos los buques habían estado exigidos las últimas dos semanas y nadie quería entrar a puerto a remolque. La euforia de la victoria se había transformado en la tristeza por los compañeros caídos y ahora había mutado en las ansias de volver a casa.

Los quince días del viaje de regreso se utilizaron para escribir todos los informes, las dotaciones del GAEV pasaron la mayor parte del tiempo reparando aviones, cambiando paneles, recorriendo motores. Después de todo, nunca se sabe cuándo habrá que volver a salir para una nueva campaña.
GU Sepe

GAE_Sepe

  • Teniente de Fragata
  • Usuario Completo
  • *
  • Mensajes: 243
    • Ver Perfil
Re:OPERACIÓN ZULU - 1970
« Respuesta #21 on: 21 de Enero de 2022, 07:09:50 am »
GU Sepe